viernes, 20 de marzo de 2009

trabajo de evaluacion de la personalidad en niños (CAT)

Evaluación de la personalidad en niños:
La evaluación de la personalidad mediante test apareció más tarde que la evaluación de la inteligencia.
Surge dentro de un modelo de rasgos.
- El comportamiento se puede organizar mediante un dimensión denominada rasgo.
La evaluación de la personalidad según los modelos de rasgos se apoya en los siguientes supuestos.
- Cada ítem tiene un significado similar para diferentes personas.
- Una persona es hábil para percibir y describir fielmente su autoconcepto y personalidad.
- Una persona es honesta.
- El comportamiento de una persona es estable a lo largo del tiempo.
Para la evaluación de la personalidad se pueden utilizar tanto cuestionarios como técnicas proyectivas, nosotros nos vamos a centrar en las Técnicas proyectivas, porque
- Son altamente multidimensionales y evocadores de datos.
- Revelan aspectos inconscientes de la persona.
- Provocan la imaginación del sujeto.
- No hay respuestas correctas e incorrectas.
- Su interpretación depende de un análisis global.
- Son un medio de amplificación de los atributos de las personas.

Técnicas proyectivas:
Características:
- Se parte de que el sujeto cuneta con una estructura básica y estable de la personalidad.
- Las respuestas de los sujetos ante las técnicas proyectivas permite la exploración de tal estructura.
- Toda respuesta será entendida como un signo de la personalidad del sujeto.
- Cuanto más ambiguos sean los estímulos más reflejarán la personalidad.
- Es difícil que el sujeto falsee sus respuestas (porque no es consciente de la relación entre sus respuestas y su mundo interno).


Clasificación:
- Estructurales: material visual de escasa estructuración que el sujeto debe estructurar diciendo lo que ve.
- Temáticas: Material visual con distintos grados de estructuración formal de contenido humano o parahumano (animales) cuya tarea es narrar una historia (Test de apercepción Temática).
- Expresivas: Consigna verbal o escrita de dibujar una figura (dibujo de la figura humana, de la familia, etc.)
- Constructivas: Material concreto que el sujeto debe organizar en función de distintas consignas.
- Asociativas: El sujeto ha de asociar o completar verbalmente palabras, frases o cuantos mediante una consigna verbal o escrita (fabula de Düss).
Como el tema de nuestra exposición es la evaluación de la personalidad en niños nos vamos a centrar en el análisis del CAT que es un test de apercepción temática.

C.A.T.
Es un descendiente directo del T.A.T., el C.A.T. se creó para la investigación de la personalidad en niños ya que el T.A.T. resultaba inapropiado para los pequeños.
El objetivo por el que fue diseñado fue para despertar las fantasías el niño acerca de la agresión interna y externa, acerca de la aceptación de parte del mundo adulto y acerca de sus temores, es decir, enterarnos de la estructura del niño, de sus defensas y de la manera dinámica de reaccionar y manejar sus problemas de crecimiento.
La prueba de apercepción temática para niños (C.A.T.) es un método proyectivo, o como el autor lo denominó, un método aperceptivo de investigación de la personalidad a través del estudio del significado dinámico de las diferencias individuales en la percepción de estímulos estandarizados.
El concepto de apercepción se define como “el proceso mediante el cual la nueva experiencia es asimilada y transformada por el residuo de la experiencia pasada de cualquier individuo para formar una nueva totalidad. El residuo de la experiencia pasada se conoce como masa aperceptiva”
El C.A.T. se administra a niños de 3 a 10 años de edad. Fue diseñado para facilitar la compresión de la relación de un niño con las figuras importantes y con sus impulsos.
Se creó con una base de psicoanálisis.
Se compone de 10 láminas que fueron diseñadas para:
- Despertar respuestas en relación a los problemas de alimentación específicamente y a los problemas orales en general.
- Para investigar la rivalidad entre hermanos.
- Para aclarar la actitud hacia las figuras de los padres y la manera en que estas figuras son apercibidas.
- Para enterarse de la relación del niño con los padres como pareja, relación a la que técnicamente se refieren los autores como complejo edípico, y de la culminación de éste en la escena primaria, es decir, de las fantasías del niño al ver a los padres juntos en la cama.
- Intentaban despertar las fantasías del niño acerca de la agresión interna y externa, acerca de la aceptación de parte del mundo adulto y acerca de su temor a estar sólo en la noche con una posible relación con la masturbación, con la conducta en el retrete, y con el trato y la respuesta que los padres dan a todo esto.
- Para enterarse de la estructura del niño, de sus defensas y de la manera dinámica de reaccionar y manejar sus problemas de crecimiento.
Se trata de conocer la estructura del niño y su dinámica, a partir de los contenidos de la producción.
Un análisis de la conducta aperceptiva, por lo general, versa sobre lo que uno ve y piensa a distancia, a diferencia de un examen de la conducta expresa, que versa sobre cómo uno ve y piensa.
El C.A.T. es capaz de revelar la dinámica de las relaciones interpersonales, de las constelaciones impulsivas y la naturaleza de las defensas contra ellas.
Por lo tanto, el C.A.T. puede ser útil clínicamente para determinar qué factores dinámicos pudieran estar relacionados con la conducta de un niño en un grupo, en la escuela o en el jardín de niños, o con los eventos en la casa. Puede ser usado en terapia como una técnica de juego. Después que se han registrado las respuestas originales, se las puede examinar con el niño en la forma de un juego y hacer las interpretaciones apropiadas.
También el C.A.T. se prestaría particularmente bien a las necesarias investigaciones longitudinales sobre el desarrollo del niño; si el C.A.T. fuese administrado a intervalos de medio año a partir del tercer año de vida, se podría aprender mucho acerca del fatal desarrollo de varios problemas psicológicos.
En las investigaciones y en los estudios clínicos resulta útil el que el C.A.T. esté relativamente libre de todo aspecto cultural. Puesto que se manejan láminas de animales, la prueba puede usarse tanto con niños de todas las culturas – excepto, por supuesto, con aquellos grupos que no pudieran estar familiarizados con algunos de los objetos inanimados representados, tales como bicicletas, etc.
La falta de familiaridad con los animales representados no parece constituir un problema, puesto que los niños simplemente los substituyen con los animales con que están familiarizados.
El C.A.T. ha sido aplicado a diferentes cuadros clínicos, algunos ejemplos son: Problemas de articulación del lenguaje, niños con problemas emocionales y de conducta o esquizofrenia infantil.

Teoría del C.A.T.
Se partió de hecho de que a los niños les es más fácil manejar las relaciones emocionales con los animales y de que estos, por lo general, son más pequeños que los humanos adultos y “los de abajo”, al igual que los niños.
Los animales desempeñan un papel prominente en las fobias de los niños y como figuras de identificación en sus sueños; en un nivel consciente se les considera amigos importantes de los niños. También incrementa la proximidad simbólica de los animales con los niños la calidad de primitivo que tienen los animales en sus tendencias impulsivas de naturaleza oral y anal.
Bajo el punto de vista técnico de una prueba psicológica proyectiva, también se podría suponer que los animales ofrecerían algún disfraz manifiesto: los sentimientos agresivos y otros sentimientos negativos podrían ser más fácilmente atribuidos al león que a la figura humana del padre, y los propios deseos inaceptables del niño podrían ser más fácilmente atribuibles a una figura de identificación menos trasparente que a una figura humana infantil.
Además en la experiencia clínica con el Rorschach se ha establecido empíricamente el alto porcentaje de respuestas de contenido animal y, lo que es aún más notable, la ausencia relativa de figuras humanas en los protocolos de niños, y en especial en los de niños más pequeños.
El C.A.T. original es el que se creó con estas láminas de animales y se pasó a llamar CAT-A , aunque después por diversos motivos que se exponen a continuación, se crearon nuevas versiones del mismo.

Suplemento del C.A.T.
Fue diseñado para suplir aquellas láminas que podrían ilustrara situaciones que no necesariamente pertenecen a problemas universales, pero que ocurren con suficiente frecuencia como para desear conocerlos, ya que existen en muchos niños.
Se diseñaron diez láminas, cada una de las cuales puede presentarse además de las del C.A.T. Por ejemplo: En la lámina del C.AT.-S en la que aparece un canguro con la pata vendada puede aplicarse a los niños que padecen alguna inhabilidad física temporal o permanente o que en el C.A.T. dieron una historia de inhabilidad – esto podría mostrar los efectos psicológicos que el problema somático tiene sobre el niño o sobre niños que padecen cualquier desorden psicosomático o hipocondriaco pues proyectan tales desórdenes en el estímulo…
En resumen, el C.A.T.-S puede usarse en situaciones específicas con el propósito de obtener temas específicos.
Bellak indica que este test no pretende sustituir al anterior y que sería adecuado administrar tanto el C.A.T.-A como el C.A.T.-S a la vez.

C.A.T.-H
Después de la creación del C.A.T. aparecieron muchos estudios que demostraban que algunos niños respondían mejor a los estímulos de las figuras animales y que otros lo hacían mejor frente a figuras humanas. Bellak y Bellak, en parte como respuesta a esta nueva evidencia, desarrollaron una modificación humana del C.A.T. (C.A.T.-H).
También se creyó que la forma humana sería más adecuada al desarrollo intelectual de algunos niños entre los 7 y los 10 años, especialmente para aquellos con altos coeficientes de inteligencia.
Esta nueva versión se del test con figuras humanas se creó tratando de que fuera lo más equivalente al C.A.T. original (C.A.T.-A) con el fin de que pudieran ser usadas para la comparación de producciones tanto en el trabajo clínico como experimental.

Administración
Bellak señala en primer lugar la necesidad de lograr un buen rapport con el niño a fin de obtener la colaboración, sobre todo con pacientes muy pequeños o muy perturbados. De ahí que se sugiera que se presente la técnica, más que como un test, como un juego, dando la siguiente consigna:
“Vamos a jugar un juego en el cual deberás contar historias sobre unas láminas; cuéntame qué es lo que está pasando, qué es lo que los personajes están haciendo”
En el momento adecuado también se pregunta qué es lo que hicieron antes y qué es lo que van a hacer después.
En caso de que el niño sepa qué es un test, Bellak señala que se le debe reafirmar que no tiene respuestas correctas o incorrectas.
La presentación de las láminas debe hacerse en el orden estipulado por el autor. Se debe registrar la versión más exacta posible de las verbalizaciones así como de la conducta no verbal, cambios en la expresión, tonos de voz, manejo de la lámina, etcétera.
El entrevistador debe tener mucho cuidado de no orientar la narración del niño.

Descripción de las Láminas
Lámina 1:
Unos pollitos están sentados alrededor de una mesa en la cual está un gran tazón de comida. A un lado está una gallina grande de contornos difusos.
Las respuestas giran alrededor de la comida, a si han sido o no suficientemente alimentados por cualquiera de los padres. Los temas de rivalidad con los hermanos giran alrededor de quién obtiene más, quién se porta mejor, etc.
El alimento puede ser visto como un premio o, a la inversa, la negación del alimento es vista como un castigo; aparecen problemas alrededor del sentimiento que provocan los alimentos, o sea, de la satisfacción o frustración; y problemas de alimentación por sí mismos.
Lámina 2:
Un oso tira de un lado de una cuerda, en tanto que el otro oso y un osito tiran del otro lado de la cuerda.
Es interesante observar si el niño identifica aquí la figura con quien él coopera (si lo hace) como el padre o la madre. Puede ser vista esta lámina como una lucha seria acompañada de temor a la agresión, satisfacción de la propia agresión del niño o de su autonomía. En forma benigna, esta lámina se ve como un juego (quien gana a jalar la cuerda).
Otras veces, la cuerda es fuente de inquietud, o sea, el rompimiento de la cuerda como juguete y el temor del castigo subsiguiente, o un símbolo relativo a la masturbación con la cuerda que se rompe, representando así temores de castración.
Lámina 3:
Un león con una pipa y un bastón; en la esquina inferior de la derecha está un pequeño ratón en un agujero.
Por lo general, esta lámina es vista como una figura paterna equipada con símbolos como la pipa y el bastón. Este puede ser visto o como un instrumento de agresión o puede ser usado para tomar esta figura paternal en una figura vieja e impotente de quien uno no necesita tener miedo. Esto, por lo general, es un proceso defensivo. Si el león es visto como una figura paterna fuerte, será importante notar si es benigna o peligrosa.
El ratón es visto por muchos niños como la figura de identificación. En tal caso, por tretas y por otras circunstancias, el ratón puede tornarse en el más poderoso. Por otra parte, puede estar bajo el poder del león. Unos niños se identifican con el león; y habrá sujetos que cambiarán de identificación una o más veces, dando evidencia de confusión acerca de los papeles de conflicto entre sumisión y autonomía, etc.


Lámina 4:
Un canguro con un gorro en la cabeza, llevando una canasta con una botella de leche; en su bolsa está un canguro pequeño con un globo; en una bicicleta, un canguro niño más grande.
Esta lámina, por lo general, despierta temas de rivalidad entre hermanos o de alguna inquietud respecto al origen de los bebés. En ambos casos, la relación con la madre es a menudo el rasgo característico. A veces un niño que es un hermano mayor se identificará con el bebé que está en la bolsa, indicando así un deseo regresivo para estar más cerca de la madre.
Por otra parte, un niño que es en la realidad el menor puede identificarse con el mayor, indicando así su deseo de independencia y de dominio. La canasta despierta temas de comida.
Ocasionalmente se introduce el tema de huir de un peligro.
Lámina 5:
Un cuarto oscuro con una cama grande al fondo; una cuna en el primer plano en el cual hay dos ositos.
Son comunes las producciones relativas a la escena primaria en todas las variaciones; el niño está inquieto acerca de lo que pasa entre los padres en la cama. Estas historias reflejan mucho de las conjeturas, observaciones, confusiones y complicación emocional de los niños. Los dos niños en la cuna se prestan a temas de mutuo manipuleo y exploración entre niños.
Lámina 6:
Una cueva oscura con dos figuras de osos bosquejados al fondo; un osito echado en el primer plano.
De nuevo esta lámina es una de las que despiertan historias relativas a la escena primaria. Es usada además de la 5, puesto que la experiencia práctica ha mostrado que en la 6 el niño se explaya frecuentemente y en grande sobre cualquier cosa que no dijo en la lámina anterior.
A veces se reflejarían celos francos en esta situación triangular. Los problemas de masturbación en la cama, pueden aparecer como respuesta a la 5 ó a la 6.
Lámina 7:
Un tigre con colmillos y garras saltando hacia un mono que también está saltando en el aire.
Aquí se exponen los temores a la agresión y las maneras de manejarlos. El grado de ansiedad del niño se hace evidente. Puede ser tan intenso que provoque el rechazo de la lámina, o las defensas pueden ser lo suficientemente buenas (o lo bastante irreales) como para transformarla en una historia inocua, incluso el mono puede ganar en maña al tigre. Las colas de los animales se prestan fácilmente a la proyección de temores o deseos de castración.

Lámina 8:
Dos monos adultos están sentados en un sofá tomando tazas de té. Un mono adulto en primer plano está sentado en un escabel hablándole a un no pequeño.
Aquí se ve frecuentemente el papel en que el mismo niño se coloca dentro de la constelación familiar. Su interpretación del mono dominante (en el primer plano) como una figura del padre o de la madre se hace significativa en relación a su percepción como benigno o como inhibiendo. Las tazas de té, nuevamente pueden dar lugar a sentimientos ante la comida.
Lámina 9:
Un cuarto oscuro visto a través de una puerta abierta desde un cuarto iluminado. En el cuarto oscuro hay una cuna en la que está sentado un conejo viendo a través de la puerta.
Los temas comunes a esta lámina son los de temor a la oscuridad, estar solo, al abandono de los padres y los temas de curiosidad hacia lo que pasa en el cuarto contiguo.
Lámina 10:
Un perrito echado en las rodillas de un perro adulto; ambas figuras con un mínimo de expresión en sus rasgos. Las figuras están colocadas en el primer plano de un cuarto de baño.
Esta lámina produce historias de “crimen y castigo” revelando algo acerca de las concepciones morales del niño. Hay frecuentes historias acerca del entrenamiento en el baño así como de la masturbación. Las tendencias regresivas serán reveladas más claramente en esta lámina que en algunas otras.

Interpretación del CAT-A: Las 10 variables
No debemos olvidar que el CAT-A es un método aperceptivo, es decir, se le va a pedir al niño que interprete una situación con la intención de que empiecen a funcionar las fuerzas psicológicas que están actuando constantemente y que en ese momento se manifiestan en relación al material del estímulo dado (las láminas).
Las interpretaciones de los estímulos en nuestro material nos dan una muestra válida del continuo psíquico del sujeto conocido como personalidad. En la niñez es más cambiante, puesto que todavía está en su etapa formativa.
Como una ayuda en el análisis interpretativo del CAT-A se enumeran y describen las 10 variables que proponen los autores originales (Bellak y Bellak, 1949).

1. El tema principal.

La interpretación está encaminada a encontrar los puntos de encuentro de las pautas de conducta. En este sentido podemos hablar del tema de una historia o de varias historias. Un tema puede ser más o menos complejo. En los niños de 3 y 4 años se observa que el tema es generalmente muy sencillo. Una historia puede tener más de un tema, y éstos, a su vez, estar interrelacionados, así pues, se debe estudiar toda la prueba para descubrir algún denominador común a cierto número de historias.

2. El héroe principal

El supuesto básico que está tras nuestro razonamiento es el de que la historia que nuestro sujeto relata es, en esencia acerca de sí mismo.
Es necesario aclarar que hablamos del héroe o protagonista refiriéndose a la figura con la cual se identifica nuestro sujeto.
Los criterios para diferenciar al héroe de otras figuras que puedan aparecer en la historia son:

a) Que el héroe sea la figura alrededor de la cual gira la historia.
b) Que el héroe se parezca al sujeto en edad y en el sexo. Si se identificara con una figura del sexo opuesto puede estar proyectando no sólo lo que desea, sino también lo que teme tener.
c) Que la historia se vea desde la perspectiva del héroe.

A veces una figura de identificación, secundaria en importancia en una historia, puede representar más profundamente las actitudes inconscientes del niño.
Con toda probabilidad los intereses, deseos, deficiencias, las dotes y las habilidades de las cuáles el héroe está investido son aquellas que el sujeto posee, desea poseer o teme que pudiera perder.
El ajuste al medio del héroe es la mejor medida individual de la fuerza del YO y constituye la propia adecuación del sujeto. Por ejemplo, en la historia de un niño en la que el héroe es un poderoso león (lámina 3), al que, sin embargo, no le gusta su cuerpo y al final puede ser feliz solamente renunciando a su omnipotencia, se vería una clara inadecuación del héroe.



3. Principales necesidades e impulsos del héroe

Las necesidades del protagonista pueden relacionarse de modo diferente con el que cuenta la historia (el niño). Pueden corresponderse directamente con las del sujeto (expresadas así en su conducta real) o ser completamente opuestas (complemento de su fantasía). Por ejemplo, las historias muy agresivas a veces las puede narrar un niño muy agresivo o un niño muy dócil, pasivo-agresivo, que tiene fantasías de agresión.
Las necesidades del héroe pueden reflejar no tanto las necesidades del niño, como los impulsos que él perciba en otras figuras. Si se informa que un niño es especialmente tímido, pasivo y retraído y sus historias en el CAT-A rebosan agresión, la naturaleza compensatoria del material de la fantasía es obvia.
En el análisis interpretativo, el examinador determinará los personajes, objetos y circunstancias introducidos (la injusticia, unas armas, los alimentos, el lujo, etc.) en la historia así como aquellos aspectos omitidos (porque pueden ser significativos dentro de la dinámica del sujeto).

4. La concepción del medio ambiente (el mundo)

Este concepto es una mezcla compleja de autopercepción inconsciente y deformación aperceptiva de los estímulos por medio de las imágenes mnémicas del pasado.
Es importante anotar con quien se identifica el niño en la familia, saber con qué hermano, con cuál de los padres, etc. Si bien, el proceso de identificación no se completa hasta el fin de la pubertad, la historia de los primeros años es de gran importancia.

5. Figuras vistas como…

Aquí estamos interesados en la manera en que el niño ve los personajes que le rodean y cómo él reacciona ante ellos.

6. Conflictos significativos

Cuando estudiamos los conflictos significativos, no sólo deseamos conocer la naturaleza de los conflictos, sino también los mecanismos de defensa que el niño usa contra la ansiedad engendrada por estos conflictos. Aquí tenemos una excelente oportunidad de estudiar la formación del carácter del niño. Existen conflictos que todos los niños experimentan con el desarrollo. Algunos conflictos son parte del crecimiento; otros pueden tener significación patológica.

7. Naturaleza de las ansiedades

Las más importantes son las ansiedades relacionadas con el daño físico, el castigo, y el temor a la falta o pérdida del amor (o a la desaprobación) y de ser abandonado (soledad, falta de apoyo).
En definitiva, lo que deseamos conocer es la forma que adoptan los mecanismos de defensa, como pueden ser: la huída, la pasividad, la agresión, la oralidad, la renuncia, la agresión, etc.…

8. Principales defensas contra los conflictos y los temores

Las historias no deben estudiarse exclusivamente en cuanto al contenido de los impulsos, sino que además deben examinarse las defensas contra éstos. Los impulsos pueden aparecer menos claramente que las defensas contra ellos. Por medio de los impulsos y los mecanismos de defensas, el CAT-A facilita la evaluación de la estructura de la personalidad del niño.
Hay que entender el concepto de defensa en un sentido amplio, es decir, la capacidad general para enfrentarse a los estímulos externos e internos y el modo en el que se manifiesta.

9. Adecuación del superyó expresada a través del “Castigo por un crimen”

La relación del castigo elegido según la naturaleza de la ofensa nos brinda una idea acerca de la severidad del superyó; en el psicópata el castigo tiende a ser muy leve y muy grande en el neurótico en relación con la gravedad de un hecho.

10. Integración del YO

Esta es la variable más importante porque, en muchos aspectos, revela el nivel general de los procesos mentales, como el niño conjuga los impulsos y demandas de la realidad con los mandatos de su superyó en la adecuación a como el héroe (el protagonista) se enfrenta a los problemas que se le presentan.

Interpretación de las variables del CAT


1. EL TEMA PRINCIPAL:

El denominador común de las respuestas emitidas por nuestro sujeto es la familia, como núcleo fundamental de su estructura mental, así como las interacciones que se producen entre los miembros de ésta. Aparecen deseos de individuación y autonomía junto con cierto sentimiento de soledad. También una idea de jerarquía establecida, a la que se ajusta asumiendo aquellas figuras de autoridad a las que debe respetar y que le aportan a su vez conocimiento general del mundo, siendo estas figuras ambos padres.

2. EL HÉROE PRINCIPAL:

Como suele ocurrir en las pruebas de carácter proyectivo, nuestro sujeto adopta un papel protagonista en todas las historias que relata. No obstante, aparece a menudo la figura de la madre como coprotagonista, dándose una interacción estrecha entre ambas. Su madre es la figura con la que se identifica con mayor frecuencia. Podemos, pues, considerar que el héroe es la madre, puesto que las historias suelen girar en torno a ella, siendo un elemento clave para la interpretación de éstas. Como cabría esperar, se siente más cercana a la persona de su mismo sexo y con la que pasa la mayor parte de su tiempo. Se observa una cierta reflexión acerca de las ideas de la madre, asumidas como válidas y verdaderas. El sujeto presenta una fiel obediencia hacia ella, puesto que la considera un elemento esencial en su desarrollo personal ya que es de quien adquiere casi la totalidad de su conocimiento. No obstante, cabe destacar que en ciertas historias aparece también el padre como héroe. Es entonces cuando surge el conflicto en nuestro sujeto entre las ideas interiorizadas de ambos padres, que considera diferentes pero igualmente válidas. En ciertas láminas orientadas a proyectar sobre todo cuestiones de carácter conflictivo, se observa una tendencia a posicionarse a favor de la madre, aunque no de forma holística, puesto que el papel de héroe se divide entonces entre ambos progenitores. El sujeto es capaz de considerar y analizar, ante conflictos familiares, tanto los razonamientos del padre como los de la madre, asumiendo el rol de mediador entre ellos. La madre, como se ha indicado, es vista como el elemento que aporta conocimiento, mientras que el padre es asumido como figura de estabilidad emocional y económica dentro de la familia, y no es por tanto menos importante para el sujeto. Debido a estos conflictos observables entre los progenitores, de los que la niña es consciente, la adecuación del héroe no parece del todo clara. Por ello podríamos decir que dichos conflictos se trasladan a la fuerza individual del sujeto, encontrándose en ocasiones dividido entre los intereses de los padres. La imagen que tiene de sí mismo es la del elemento adecuado para la solución de estos problemas.


3. PRINCIPALES NECESIDADES E IMPULSOS DEL HÉROE:

La principal necesidad y deseo que aparece en nuestro sujeto es de complacencia y obediencia hacia la madre. Aunque se atisba la necesidad de adquisición de independencia y autonomía. Esta autonomía es considerada por el sujeto la demostración hacia la madre de la asunción del conocimiento que ella le ha aportado, revistiéndose a menudo de gratitud. Se observa cierta rebeldía ante la norma, pero controla o reprime el impulso inicial de desobediencia considerando su deber ético hacia los padres. Además, aparece sentimiento de soledad en relación al grupo social, que sustituye por la familia. Esa soledad surge dentro de la estructura familiar, probablemente debido a la posición que ocupa (puesto que es la pequeña de tres hermanas) pero es su propia familia la que finalmente la disipa. Aparece aquí el papel de las hermanas como aquellas personas con las que comparte el juego, aunque es consciente y acepta sin complicación la independencia que ellas adquieren con respecto al núcleo familiar. De la narración de las historias se extrae también el miedo a no hacer las cosas tal y como se espera que las haga. Le preocupa la imagen que pueda tener de ella, principalmente, su madre. Por ello desea satisfacerla en aquellas expectativas que ésta proyecta sobre su yo a través de la obediencia, aunque internamente desee mayor autonomía.

4. LA CONCEPCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE (EL MUNDO):

El medio ambiente que aparece en las historias es abierto y en ocasiones hostil. El sujeto presenta gran curiosidad por aquello que ocurre fuera de su casa, aunque se presenta conjuntamente al interés cierto miedo a lo desconocido, que interpreta como posibles peligros. La familia representa el núcleo que le confiere seguridad en sí misma y que le resguarda de peligros externos. Constituye el punto de origen y de recogida del yo, cuando no encuentra lo que espera en el ambiente que le rodea (por citar un ejemplo, en la lámina del león, se identifica con éste aunque omite las claves como el bastón que se asocian con autoridad, proyectando en él sentimientos de aburrimiento. Para subsanarlo, sale a jugar al parque pero no encuentra a nadie con quien hacerlo y su aburrimiento va en aumento. La solución que da es la de volver a casa y jugar con su familia) Además, en aquellas láminas que pueden dar lugar a una reflexión sobre lo que pasa fuera, introduce la tormenta y la noche, a las que tiene miedo. Lo externo le llama la atención pero es interpretado como peligro. Este miedo desaparece cuando los padres hablan con ella y la tranquilizan. Los padres son las claves a las que vuelve en caso de complicaciones o temores.

5. FIGURAS VISTAS COMO…

Presenta una dependencia hacia la madre, sin ser éste un elemento atípico considerando su edad y su sexo, puesto que el proceso de individuación no ha comenzado todavía (se suele dar durante la adolescencia si el desarrollo es normal) Su madre es su principal apoyo, y no presenta competitividad hacia ella, las hermanas o el padre.

6. CONFLICTOS SIGNIFICATIVOS:

Los conflictos que aparecen, parcialmente citados anteriormente, son aquellos que percibe en la relación de sus progenitores. Se encuentra a menudo dividida entre ambos, aunque intenta ponerlos en contacto utilizando el diálogo o siendo equitativa. Tiende a posicionarse a favor de la madre, aunque es importante considerar el hecho de que no por ello obvia la figura del padre. Presenta ansiedad ante posibles problemas que puedan surgir entre sus padres, puesto que tiene muy interiorizada la idea de unión entre los distintos miembros de la familia. Para satisfacer a la madre como indicador de gratitud hacia ella, a menudo utiliza mecanismos tales como la regresión (observada en la lámina 8: la niña se presenta en casa sucia, desarreglada, y la madre le dice que se vaya a bañar, ante lo que ella se revela en un principio para hacerlo después, tras darse cuenta de que su madre tiene razón, y posteriormente a experimentar temor ante el qué pensarán otros de ella) Se nos presenta aquí el segundo conflicto destacable: la necesidad de autonomía junto con el deber de la norma. Desde la Teoría Psicoanalítica freudiana, se considera que forma parte del proceso de socialización, en el que la niña aprende cómo debe comportarse ante los demás, reprimiendo de esta manera sus instintos primarios (aparece la lucha del “super-yo” con el “ello”) Su carácter tiene una tendencia a la independencia y la rebeldía aunque acata las normas como cuestiones necesarias para la convivencia con otros. Consecuentemente, se podría predecir una buena adaptación social si no aparecen problemas posteriores graves, y si consigue independizarse de la madre sin trasladar la dependencia a las relaciones sociales y sin magnificarla o asumirla como algo necesario para su subsistencia personal.




7. NATURALEZA DE LAS ANSIEDADES:

Las ansiedades más representativas son el miedo a la soledad, a la autonomía con respecto a las relaciones familiares estrechas (aunque genere interés en ella), la desaprobación o pérdida de amor de la madre. Las defensas que adopta ante ellas son de carácter pasivo y regresivo.

8. PRINCIPALES DEFENSAS CONTRA CONFLICTOS Y TEMORES:

Los intentos del sujeto para manejar un conflicto perturbador se encuentran entre la racionalización y cierta regresión, predominando la primera. Esta estrategia resulta exitosa en la solución de los problemas que rodean al sujeto, y no produce demasiado coste en su yo. Llama la atención la capacidad que tiene el sujeto de considerar un mismo problema desde diferentes perspectivas pertenecientes a personas externas. Así como su análisis inconsciente, en el que aparece una equidad hacia ambos padres, a pesar de la tendencia a identificarse principalmente con la madre. No obstante, se observan ciertas formaciones reactivas de carácter rebelde, así como cierta ambivalencia (cambia lo que dijo inicialmente: “iba a…pero”), la aportación de detalles, citas específicas, simbolización (tormenta, lluvia…), introyección (el que ataca es atacado: “comer y ser comido”), y una identificación adecuada con la madre.

9. ADECUACIÓN DEL SUPER-YO:

El super-yo presenta unos límites establecidos. Tiende a la severidad en aquellos casos en los que el sujeto defrauda a la madre con su comportamiento, o no cumpliendo con aquello que se espera de ella. A pesar de esto, no resulta restrictivo.

10. INTEGRACIÓN DEL YO:

El sujeto se introduce a sí mismo en la solución de los problemas entre los héroes de sus historias, asumiendo el papel de mediador. Desde esta perspectiva, se podría decir que tiende a buscar sus propias soluciones por la posible interpretación de insuficiencia en el manejo de conflictos por parte del héroe principal. La influencia ejercida por los impulsos y la influencia del super-yo se mantiene en equilibrio, cuyo resultado es un funcionamiento adaptativo y útil del sujeto. Las exigencias de la realidad no las percibe como amenazas a su yo, sino que las acepta sin poner demasiada resistencia (obediencia a la autoridad)

Se trata también de las características formales, la adecuación de las historias del niño con los datos de la lámina o su olvido completo del estímulo y la proyección de sus problemas y preocupaciones. Se puede ver si se presentan respuestas esteriotipadas o son creativas y originales, si las soluciones que da a los conflictos son adecuadas, completas y realistas o bien se presentan como algo extraño y no estructurado; si es capaz de ir desde el pasado a la solución futura dentro de la historia. Todo esto dependerá tanto de la edad y maduración del niño como de la estructura de la personalidad.
Todas las observaciones tomadas en el análisis anteriormente escrito, junto con el diagnóstico dinámico de la variable de contenido, pueden facilitar una posible clasificación del sujeto en una de las categorías nosológicas.

Cómo se interpretan los datos del Test CAT:

• Hipótesis: el personaje principal alude al mismo niño (es decir, el protagonista es aquel con el que el niño se identifica).
• Las narraciones del niño pueden ser de dos tipos: historias que se corresponden con la vida real del niño; fantasías. Por lo tanto, hay que atender a su historial clínico para comprender dichas necesidades.
• La concepción del ambiente: es necesario reconocer la identificación con algún miembro de la familia, el papel que les adjudica, aunque la verdadera identificación no se complete hasta la pubertad.
• El interés ahora recae en cómo el niño ve a los personajes que le rodean y cómo reacciona ante ellos.
• Conflictos significativos: conviene ahondar en su naturaleza y ver qué defensas emplea, para determinar en qué fase está la formación del carácter del niño.
• Principales defensas: hay que determinar las defensas que se elaboran ante los contenidos de las historias, su normalidad o adecuación o su patología.
• Integración del ego: es una variable muy importante, que revela el nivel general de los procesos mentales.


Datos del sujeto experimental:

 SEXO: mujer.
 EDAD: 9 años.
 COMPONENTES EN LA FAMILIA:
- Padre: 46 años (operador de planta química).
- Madre: 46 años (ama de casa).
- Hermana: 20 años (estudiante universitaria).
- Hermana: 18 años (estudiante universitaria).
- Sujeto experimental: 9 años (estudiante de primaria).
 CURSO: 4º de Primaria.
 NIVEL ECONÓMICO FAMILIAR: nivel medio.


Ideas Generales del sujeto experimental en el Test CAT:

 DIAPOSITIVA 1: el sujeto se muestra satisfecho con la proporción de comida que recibe. Refleja que el diálogo es la forma más racional de repartir a todos los componentes de la familia la comida, con el fin de que todos ellos tengan la misma cantidad (cada uno tiene lo que se merece, sin darle preferencias más a unos que a otros). Maneja cotidianamente los conceptos básicos de racionalidad, diálogo e igualdad.
Tema principal de la lámina:
Gratificación moral/Privación/Castigo. El adulto es Padre/Madre.

 DIAPOSITIVA 2: el sujeto, en dicha gráfica, participa o coopera con la madre. En el otro extremo, se encuentra el padre (observa que hay un conflicto por quién se sale con la suya). La solución a dicha disputa, la aporta el propio sujeto trayendo unas tijeras que sirven para darle la mitad a cada uno, mostrando así una idea fundamental muy bien establecida: “ninguno tiene más razón que otro, pero cada uno tiene su parte de razón”. En resumen y de forma general, cuando hay conflictos entre los padres, el sujeto se identifica con la madre pero quiere que se solucione a partes iguales, y se ve como elemento que pueda ayudar a ello (tijeras). Considera que ambos tiene razonamientos correctos para discutir, pero se puede arreglar si cada uno se queda con sus ideas, aunque finalmente haya que compartirlas.

Tema principal de la lámina:
Juego/Pelea; vencedor; pareja/figura sola; el niño ayuda al padre de igual/distinto sexo.

 DIAPOSITIVA 3: en el ámbito familiar, el sujeto se siente solo, sin embargo, es consciente y entiende que a veces tenga que estarlo. Es decir, asume sin ningún problema que es capaz de divertirse solo, aunque a veces le gustaría jugar con otras personas. Muestra, en rasgos generales, sentimiento de independencia y autonomía; no obstante, acaba por ver que siempre puede contar con su familia, los cuales están siempre con él y, además, siempre terminan participando en sus juegos.

Tema principal de la lámina:
Adulto que castiga/riñe al niño; niño que ayuda/molesta/ataca a adulto.

 DIAPOSITIVA 4: el sujeto se relaciona con la madre, creándose así una relación de apego muy estrecha. La familia desempeña actividades juntos (sobre todo, la madre, la hermana mediana, y el sujeto experimental). Se observa un reconocimiento hacia la madre por dichas actividades, es decir, el sujeto agradece a la madre todo lo que hace por la familia. Por lo tanto, observamos una identificación adecuada del sujeto con la madre.
Tema principal de la lámina:
Merienda campestre; suceso inesperado.

 DIAPOSITIVA 5: el sujeto muestra una emoción básica de miedo hacia lo que hay fuera, en el exterior, pero al mismo tiempo refleja sentimientos de curiosidad e inquietud por descubrirlo. La figura paterna y materna aportan en él la tranquilidad necesaria, es decir, el sujeto cuenta con los padres para calmar esas emociones y, de este modo, todos están juntos.
Tema principal de la lámina:
Padres en cama; niños en cuna.

 DIAPOSITIVA 6: hay un reconocimiento por parte del sujeto hacia los padres ante las soluciones familiares que éstos aportan. La cueva la identifica con su casa, como un lugar donde poder refugiarse, estar tranquila, relajada y a salvo. Es decir, siente que ante los peligros de fuera, su casa es el lugar al que ella recurre para sentirse bien.
Tema principal de la lámina:
Acampada; sueño; huida de niño; temor al exterior.


 DIAPOSITIVA 7: se genera un conflicto entre padre-madre. El sujeto muestra una consideración por las cosas que aporta el padre a la familia, y su preocupación por ellos (observamos un reconocimiento y orgullo hacia el padre, y el papel tan importante que juega en la familia). La madre también aporta cosas a la familia, aunque entre ellos haya discrepancias. Considera que su madre también reconoce el papel imprescindible de su padre en casa, y al mismo tiempo, se siente orgullosa de que sea su marido. El sujeto piensa que si discuten ambos, los dos salen perjudicados, teniendo ambos las mismas consecuencias, ya que ambos se aportan cosas mutuamente. Es decir, podemos observar un temor a lo que pueda pasar cuando discuten y a las consecuencias para la familia, la cual depende de que estén unidos.
Tema principal de la lámina:
Ataque; huida; réplica.

 DIAPOSITIVA 8: se puede observar como hay una gran influencia de la familia en la opinión de la madre sobre el sujeto, es decir, se siente criticada por otras personas externas. Hay una resistencia a obedecer a la madre (cierta formación reactiva), pero siempre acaba por acatar las normas (represión: se controla, se adapta, aprende la lección); y así el sujeto consigue el reconocimiento de las personas que le han criticado.
Tema principal de la lámina:
Reprimenda al niño; adulto cuenta un secreto; alusión al cuadro.



 DIAPOSITIVA 9: el sujeto refleja una conducta de rebelión, no quiere obedecer (formación reactiva) pero podemos observar cómo acata las normas cuando los padres dialogan con él, y le enseñan a razonar. Así, vemos como es consciente de que debe reprimir sus deseos o posponerlos con los motivos que le aportan los padres.
Tema principal de la lámina:
Temor exterior; padres en otra habitación; Soledad/desobediencia/enfermedad/sueño.

 DIAPOSITIVA 10: la madre le enseña a valerse por sí misma, aportándole soluciones. El sujeto es consciente de que es su madre le ayuda (conducta de gratitud). Necesidad de autonomía e independencia.
Tema principal de la lámina:
Mala conducta en el baño o en otra tarea; castigador de igual/distinto sexo el niño si/no aprende la lección.

Bibliografía
 El uso clínico de las pruebas psicológicas del T.A.T., C.A.T. y S.A.T Leopold Bellak. Mexico : El Manual Moderno, 1979
 El CAT en el psicodiagnóstico de niños. Sara Baringoltz de Hirsch, Renata Frank de Verthelyi y Florencia Menéndez de Rodríguez. Buenos Aires : Nueva Visión, 1979



Trabajo realizado por:
Irene Llinares Onega
Alexandra Martín Alonso
Sara Luque Martínez
Aurora Martínez Palomo
Adrián Lecina Carmena
Marta López Mejías
Laura Fouquet

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada